Alquiler de un piso en España

- by Ana L

En España cada vez más personas optan por alquilar en lugar de comprar. La crisis económica y la burbuja inmobiliaria han provocado que el alquiler de una vivienda sea la opción preferida por un número cada vez mayor de ciudadanos, que en estos momentos se calcula supera el 60%.

Pareja se abraza feliz de recibir llaves de su nevo piso

Pisos de alquiler: ¿Una opción en auge?

El alquiler de un piso, y no de una casa, es unaa modalidad cada vez más popular. Esta tendencia se refleja en el hecho de que España ostenta el porcentaje más alto de toda Europa de hogares que se sitúan en un edificio de un mínimo de diez viviendas. Hoy en día se calcula que el 16% de los españoles residen en una vivienda alquilada.

La falta de ahorros que ayuden a realizar la entrada o pago inicial, la imposibilidad de hacer frente a los gastos e impuestos derivados de las operaciones de compraventa, la denegación de un préstamo con ASNEF, o un estilo de vida dinámico que dificulte o imposibilite los planes de establecerse a largo plazo en una determinada ciudad son algunas de las razones que llevan a los españoles a decantarse por pisos de alquiler. Tampoco hay que olvidar que para aquellos que se encuentran pagando una hipoteca, que son más de la mitad de los propietarios, el alquiler de una parte o de la totalidad de la vivienda es una de las soluciones para cumplir con el pago de la misma.

Pisos en alquier baratos: ¿Cómo ahorrar en alojamiento?

Para los que buscan ahorrar o minimizar el dinero que se destina al alojamiento, los pisos compartidos son a menudo la opción más conveniente. Aunque esta tendencia se da sobre todo entre estudiantes y jóvenes solteros, tampoco es raro ver a compañeros de piso que, aunque disponen de residencia fija e incluso familia en otra ciudad o localidad, optan por una habitación en un piso compartido a la hora de alojarse allá donde el trabajo los lleve.

Hombre utilizando una calculadora

En este caso, los compañeros suelen repartirse tanto los gastos de alquiler y las facturas, si bien puede darse el caso de que algunos de los inquilinos paguen una mayor parte del alquiler que otros si la diferencia de las habitaciones que ocupan es considerable.

Qué tener en cuenta a la hora de alquilar

Aunque los expertos inmobiliarios coinciden en que la oferta de viviendas en alquiler en España es tanto alta como variada, encontrar un piso adecuado, bien situado y por un buen precio no siempre es tarea fácil debido a la creciente demanda. Al anunciarse un piso en alquiler son muchas las llamadas de interesados, y son comunes las entrevistas en que, además de enseñar el piso, el casero interroga a los candidatos a inquilinos para asegurarse de que no solo el estado de sus finanzas, sino también su estilo de vida e incluso personalidad hacen de ellos unos arrendatarios ideales.

casa de mandera encima de cajas de carton miniatura

Los interesados, además, apenas disponen de tiempo para decidir si quieren o no comprometerse al alquiler de la vivienda en cuestión. En efecto, la demanda es tal que recientemente, el conocido portal inmobiliario Idealista publicaba un estudio que revelaba que la búsqueda de inquilinos del 12% de un piso en alquiler había concluido en menos de 2 días desde su salida al mercado.

Contrato de arrendamiento

Una vez se haya encontrado el piso apropiado y tanto casero como inquilino estén de acuerdo en la firma del contrato, cabe recordar que en España el alquiler de una vivienda puede pactarse tanto de forma verbal como escrita. Sin embargo, y dado que de no constar en papel las condiciones acordadas ninguna de las partes podría defenderse si sugieran problemas o desacuerdos, se recomienda encarecidamente la firma de un contrato escrito.

Hombre firmando un contrato de arrendamiento

Al contrario que en otros países europeos, donde existe una mayor flexibilidad en cuanto a la duración del contrato de arrendamiento de vivienda, en España es estándar que los arrendatarios puedan alquilar la vivienda durante un periodo mínimo de cinco años. Si antes de cumplirse los cinco años el propietario quisiera recuperar la vivienda, solo podría hacerlo si esta posibilidad constara en el contrato. Asimismo, durante este periodo inicial de cinco años los ajustes de la renta correspondientes vendrán determinados por el Índice de los Precios de Consumo (IPC). A partir de entonces, serán el arrendatario y el arrendador los que los acuerden.

¿Cómo alquilar un piso?

  • Garantizar que el inquilino dispone de suficiente solvencia económica para hacer frente al alquiler. El mayor temor de los caseros es alquilar su vivienda a un arrendatario cuya nula capacidad de pago le lleve a no pagar el alquiler. Por esto, la petición de documentos tales como nóminas bancarias, copias de extractos de cuentas, cartas de aval o referencias de antiguos caseros está cada vez más extendida, y los inquilinos se verán obligados a proveerlas previa firma del contrato.

  • Piso de diseño
  • Pagar una fianza. El arrendador solicitará un colchón económico que le permita hacer frente a eventualidades tales como la falta de pago del alquiler, los daños materiales a la vivienda o al mobiliario, o el deseo del inquilino de abandonar la vivienda antes de que hubiera concluido el contrato. Por este motivo, se le conmina al inquilino a pagar una fianza que suele comprender una cantidad equivalente a uno o dos meses de alquiler, aunque según la demanda del mercado puede ser incluso mayor. En cada comunidad autónoma española el arrendatario está obligado por ley a depositar la fianza en un organismo determinado, y una vez finalizado el contrato y si no se hubieran producido daños ni irregularidades en el pago deberá devolverla al arrendador.

Cuánto cuesta un alquiler en España

Aunque el precio medio del alquiler de una vivienda en España se sitúa en 670 euros mensuales, es necesario matizar que el costo puede variar enormemente de una ciudad a otra. Además, al calcular el dinero que se destinará al arrendamiento es imprescindible tener en cuenta los diversos gastos de manutención, tales como las facturas de agua, electricidad, teléfono y comunidad. Los alquileres más caros se encuentran en Madrid y Barcelona pero, tal y como acaba de publicar el portal inmobiliario Expansión, el precio del alquiler de vivienda subió casi un 20% en 2017, por lo que la totalidad del territorio se ha visto afectada por este incremento, que se prevé continuará en 2018.

¿Acabas de encontrar  el piso que estabas buscando  y aún no has recibido  tu salario?

Según el periódico El Mundo, la comunidad con el alquiler de vivienda más alto es Cataluña, con un costo medio de 12,39 euros/m2 al mes. Madrid y País Vasco, con 11,46 y 10,88, respectivamente, ocupan el segundo y tercer lugar. En lo que respecta a los menores costos de alquiler de vivienda, Extremadura, con un promedio de 4,77 y Castilla-La Mancha, con uno de 5 se perfilan como las regiones más asequibles.

Ana, publicista por vocación, es una amante del arte y la literatura. Además, le encanta viajar y sobretodo, escribir. Tiene una perspectiva bastante especial sobre el mundo y todo lo que lo rodea. Se declara amante de los animales y su entorno. ¿Su objetivo? Conocer las historias que esconde el mundo, su gente, sus culturas, sus colores, sus vestidos…, y plasmarlo en una carta, un poema o un artículo.

Escrito por: Ana L
Última actualización: