Préstamos rápidos


Son muchas las ocasiones en que podemos vernos con el agua al cuello, económicamente hablando, por un imprevisto que ponga patas arriba nuestro presupuesto mensual: el pago de una multa, una avería en casa o una factura inesperada pueden parecer algo fácilmente afrontable, pero de no contar con liquidez en el momento lo que sería un pequeño trastorno puede convertirse en un problema real. Es para este tipo de ocasiones por lo que las distintas entidades financieras han creado los préstamos rápidos.

Solicitar ahora

¿Qué son los préstamos rápidos?

Se trata de la forma más sencilla de conseguir dinero rápido. Normalmente se tramitan online y te garantizan la posibilidad de conseguir sumas realmente atractivas en plazos que abarcan desde los 10 minutos hasta las 48 horas. Y las cifras a solicitar se mueven entre los 300 y 75.000 euros.

¿Qué necesito para conseguir un préstamo rápido?

Las condiciones para acceder a estos préstamos rápidos online varían en función de la entidad y la cantidad a solicitar, pero no suele ser muy difícil conseguir uno. Normalmente se consideran préstamos rápidos sin papeleo ya que basta con rellenar un pequeño y sencillo formulario para conseguir el dinero en tu cuenta en un plazo de tiempo realmente corto.

Para solicitar préstamos rápidos online basta con acceder a la página web de la entidad elegida y elegir la cantidad y el plazo de devolución que más se ajuste a nuestras necesidades. Tras ello tendrás que rellenar un formulario en el que incluirás tus datos personales y número de cuenta.

En algunos casos te solicitarán una fotografía del DNI o de la cartilla bancaria, así como de la nómina si el préstamo rápido en cuestión la incluyese dentro de las condiciones.

Una vez realizado este breve proceso, la entidad se pondría en contacto contigo para comunicarte si tu crédito rápido ha sido aceptado y, de tener una respuesta positiva, recibirás de forma inmediata una transferencia bancaria a tu cuenta personal.

Este proceso se acorta cuando ya se ha solicitado un primer préstamo rápido con dicha entidad, ya que al contar con tus datos la tramitación se agiliza.


¿Cuál es el mejor préstamo rápido?

No existe un préstamo rápido mejor que otro. Todos tienen sus ventajas y desventajas y su idoneidad siempre va a depender de tu situación concreta. Compara entre las distintas ofertas disponibles y no dejes de leer la letra pequeña para asegurarte de que todo es tal y cómo parece. La dura competencia entre las muchas entidades que ofrecen este tipo de productos financieros hace que sean cada vez más atractivos por lo que es realmente difícil que no encuentres uno que te resulte ventajoso o que al menos se adapte perfectamente a tus necesidades económicas concretas.


¿Son fiables los préstamos rápidos?

Está claro que este tipo de producto de apariencia tan ventajosa bien podría parecer una estafa o una trampa, pero no es así. Los créditos rápidos son un producto específicamente creado para personas que tienen problemas de liquidez puntuales y necesitan de dinero rápido. Y no hay que olvidar que las entidades financieras salen ganando gracias a los intereses generados: nadie regala nada. A pesar de esto, son una gran opción para quienes se ven en aprietos económicos puntuales y siempre será mejor pedir un préstamo rápido que rogar dinero a familiares o amigos, con los inconvenientes personales que esta última opción supone.

Solicitar ahora

En definitiva, si necesitas de liquidez inmediata no dudes en pedir un préstamo online rápido. Es la mejor forma de solucionar esos inconvenientes puntuales y podrás devolver la cuantía en cómodos plazos que se ajusten a tus necesidades y posibilidades económicas.

Escrito por: Ana L
Última actualización: